He tenido el placer de poder visitar las terrazas de la Catedral de Palma. Esa imponente catedral que se alza sobre la Bahía de Palma y que se empezó a construir en el siglo XIII.

Las terrazas están situadas en la parte alta del templo y rodean completamente toda la Catedral.

Para acceder a las terrazas tuvimos que subir 137 escalones de una escalera en forma de caracol, haciendo parada a mitad de camino para ver la sala de una de las campanas y desde donde se accede al primer nivel de las terrazas.

Una vez hemos llegado al primer nivel podemos apreciar unas maravillosas vistas de la ciudad de Palma, con los edificios históricos del Casco Antiguo y los campanarios de las iglesias.

Es precioso contemplar de cerca los semi-arcos que componen la estructura superior de la Catedral y fijarse asombrado en los muchos de los pequeños detalles que la dan forma.

Continuamos el ascenso y por fin llegamos a lo más alto, desde donde las vistas son impresionantes y desde donde podemos ver el mar, la Bahía, el Parc de la Mar y el resto de la ciudad de Palma.

Si eres residente puedes acceder de forma gratuita solo los sábados, registrándote en la web de la Catedral, si no eres residentes puedes comprar tu entrada desde la misma web.

¿Cómo llegar?

La Catedral de Mallorca está situada en la misma ciudad de Palma, a lo alto del Parc de la Mar y se ve desde casi toda la Bahía de Palma. Si llegas a la isla en barco es precioso ver como la Catedral domina la ciudad mientras estás entrando en puerto.