En este post te quiero hablar de mi ciudad (que también es la ciudad de Rafa Nadal), Manacor.

Manacor hace ya unos años ha dejado de ser el pueblo que era, para convertirse en una ciudad de más de 40.000 habitantes, capital del Llevant de Mallorca y situada a 48 kms de la ciudad de Palma.

Ahora puedes llegar a Manacor desde Palma en solo 30 minutos, cosa que era impensable hace unos diez años, cuando la carretera que unía las dos ciudades era de un solo carril para cada sentido. Las obras de mejora de esta carretera (Ma-15) supuso un gran cambio para Manacor, ya que mucha gente cambió su residencia a Manacor, por la facilidad que suponía ir y volver a Palma.

Yo fuí uno de los que cambió su residencia, de Palma a Manacor, cuando se mejoró la carretera. Con este cambio dejé atrás el estrés de la ciudad, los atascos, las aglomeraciones de gente, los ruidos…

A Manacor todavía le falta mucho por cambiar y mejorar, pero guarda ese encanto de pueblo que lo hace especial.

Gracias a Rafa Nadal, mucha gente ya sabe que existe Manacor e, incluso muchos, ya podrían situarlo en el mapa. Con la construcción de su centro deportivo en la misma ciudad ha supuesto que ésta cobre más fama e importancia y que las autoridades deberían saber aprovechar para mejorar toda la ciudad.

¿Qué ver en Manacor?

En Manacor puedes visitar las famosas Perlas Majorica y Perlas Orquidea, puedes entrar en la bonita Iglesia de Nostra Senyora dels Dolors, o visitar el Museo de Historia de Manacor.

Manacor también es conocido por sus famosas Cuevas del Drach o Cuevas dels Hams (situadas en Porto Cristo, pueblo costero que pertenece a Manacor) donde seguro te quedarás con la boca abierta por su belleza, o también puedes acercarte a S’Illot, Calas de Mallorca o al mismo Porto Cristo para disfrutar del sol y la playa.

¿Cómo llegar a Manacor?

Como te he comentado, Manacor está a solo 48 kms de la capital, Palma. Debes coger la carretera Ma-15 (más conocida como carretera de Manacor) y a escasos 30 minutos llegarás a la ciudad de Rafa Nadal (y a la mía) ¡Bienvenid@s!