Desde lo alto, en silencio, como guardián de la ciudad de Palma, nos vigila desde el siglo XIV el Castillo de Bellver o Castell de Bellver, con sus cuatro torres y su estructura de forma circular es símbolo de una ciudad abierta al Mediterráneo.

Cuando llegas a Palma por mar y vas entrando en puerto, puedes ver el Castillo coronando toda la Bahía de Palma, esperando a que atraque el barco a sus pies.

El Castillo está rodeado de bosque (Bosque de Bellver), ideal para dar un paseo en familia, con niños, en pareja… o solo.

También puedes acceder al interior del Castillo, visitar las salas y subir hasta la parte superior donde disfrutarás de unas maravillosas vistas a toda la Bahía y a la ciudad.

Hoteles cercanos

Si te quieres alojar cerca del Castillo de Bellver, estos son los mejores hoteles de la zona:

¿Cómo llegar?

Puedes llegar hasta el Castillo con tu coche particular, pero ten en cuenta que el parking público que hay es muy limitado y seguramente no encuentres sitio.

Te aconsejo que, si vas en coche, lo aparques los calles que hay antes de entrar en el recinto del Castillo, por la zona de Son Armadams y subas caminando, dando un paseo y disfrutando del aire libre.

Si quieres ir en transporte público deberás coger el autobús de la EMT (línea 3).

¡No olvides etiquetar tus fotos con #mallorcaisland!